1991 · Eros & Tanatos

 

Obra presentada en:

XXI Bienal Internacional de São Paulo | Eros & Tanatos, 1991 | instalación 55 m2

presentación de prueba en 1990 Palacio de Congresos y Exposiciones | sala Joan Miró · Madrid | instalación 14 m2

 

Realizada por el GRUPO C.H.A.P.A.S | ANA LLENA · ELENA JIMÉNEZ · ANGEL HERNANDEZ · CHEMA SERRANO · JAVIER POLO · JESUS BRIÑON · SASKIA MORO

sala Tanatos |sala de  1 x 7 metros · grabado de 15 metros de largo

«El proceso de la vida se detiene
luchando y frecuentemente resplandece

sobre los terrenos perdidos mucho
más que en otras circunstancias”

Henry James

 

Tensión, turbulencia, restos del enfrentamiento.
Opuestos pero complementarios, integrantes de un
ciclo latente que se renueva y aflora.

 

La lucidez de lo siniestro, las tinieblas de la razón
la astucia de la muerte ,el disfraz de las metáforas
frente al vacío de los vacíos.Eros | grabado bajo luz azul ·  presentado en la sala Eros | 4 x 8 metros
La lucha soterrada continúa bajo distintas apariencias.
El ser humano deja tras de sí el cadáver de su propia
violencia… La naturaleza, filtro codificador, acoge y
destruye, proyecta o absorbe.

Eros y Tanatos libran su eterno combate.

C.H.A.P.A.S.

 

 

Desde el Momento que la fotografía -1855 a. 18654- liberó al grabado del servilismo reproductor, la forma y la idea en manos de los artistas grabadores supera la realidad internándose en el camino de lo creativo. Sin embargo, mantienen los mismos conceptos de siempre en cuanto matriz, estampación, seriación, múltiple, trabajo en equipo, difusión social barata del arte,… Fundamentalmente desde estas fechas es la incorporación de un elemento técnico sustancial, algo tan sencillo y tan complejo como la luz. El uso de la luz como vitral de las catedrales; incorporándola a la obra y sin la cual no podría existir.

Iguales características mantienen los caminos recorridos por nuestro «colectivo C.H.A.P.A.S.», 1990-91, pero nos preguntamos con ellos, son ¿montaje de grabados?, son ¿estampas visuales?, son ¿incisiones múltiples op-art’? son todos estos conceptos creados con un contenido renovador en su lenguaje. Tienen un único elemento distorsionante: la seriación múltiple no se plasma en un soporte rígido sino en la retina de cada uno de los espectadores con el subjetivismo personalizador y traductor que cada lector de estas imágenes incorpora de su percepción y culturización, pudiedo decir se generan tantas estampas individuales cono individuos receptores.

Alvaro Paricio
Catedrático de grabado, Universidad Complutense de Madrid

 

 

 

detalle | grabado bajo luz roja · presentado en la sala Eros | 4 x 8 metrosTATUAJE DE SOMBRAS

 

“Concebimos el grabado como reproducción a partir de una matriz, y como una serie de reproducciones idénticas”, explica el grupo C.H.A.P.A.S.

“Una matriz que genera una imagen material, o inmaterial, o toda una serie de imágenes, que pueden ser permanentes o efímeras. Imágenes que no tienen tampoco por qué ser iguales. Reivindicamos el monotípo y la idea de plancha o matriz como obra plástica en si misma y generadora de otras”.

 

C.H.A.P.A.S. es un colectivo de grabadores formado por: Ángel H. Soto, Elena Jiménez, Ana Llena, Jesús Briñón, Javier Polo, Chema Serrano y Saskia Moro.

La instalación proyectada para la 21ª Bienal de Sao Paulo surge de una inquietud muy grande por multiplicar las posibilidades de su trabajo como grabadores, preocupación que les ha distraído del tórculo y les ha llevado a concebir una compleja instalación tridimensional.

El resultado es mucho más que una estampa, el grabado se ha escapado del papel, y se ha convertido en el animador de un espacio doble con una instalación visual y sonora. El nervio central del tema es el propio grabado, la capacidad de estampar de una plancha matriz de1x1 metros, trabajada con varias perforaciones, que iluminada por un proyector produce la imagen de luz y sombra que envuelve al espectador y se proyecta sobre una de las paredes del fondo.

Hay una vuelta a los orígenes del procedimiento, a su más pura esencia, la matriz y la imagen impresa, pero todo ha sido trastocado y aparece ocupado en funciones hasta ahora imprevistas. La plancha que estampa se ha convertido en pantalla que proyecta un grabado donde la tinta es pura sombra sobre la pared. Pero ella misma recibe a la vez la proyección de un carro de diapositivas que va grabando estampas luminosas y sucesivas sobre su espalda de hierro.

Al otro lado de la sala el espectador encuentra un módulo con tres interruptores que permiten elegir un tipo de luz roja, azul o verde, para iluminar una estampa sobre papel producida por la misma matriz-escultura-pantalla que centra el juego en el lado opuesto de la habitación.

La luz es el medio de esta instalación, el mensajero entre proyector, matriz e imagen. La luz que sustituye a cualquier tinta y que con sus variaciones de color, según los interruptores que maneja el visitante, multiplica las estampas posibles, que se van sucediendo en el tiempo.

Beatriz Fernández

Comentarios cerrados.